El pasado 11 de enero se estreno Sex Education, la serie de Netflix que apuesta por derribar algunos mitos sobre la sexualidad de las y los adolescentes.

Es complicado abordar el amplio tema de la sexualidad con adolescentes, y con cualquier persona en general. Se ha construido un amplio imaginario de lo que las chicas y chicos desean, saben, deciden y experimentan, pero siempre desde una mirada adultocentrica. Nos hemos quedado con la idea de que en este rango de edad las personas están pensando únicamente en su satisfacción sexual y que son incapaces de tomar decisiones concretas de su vida, si a esto le sumamos que la sexualidad es un tema tabú en la mayoría de los contextos y espacios en los que confluyen las y los adolescentes, podremos explicarnos porque atraviesan varias problemáticas que pudieron preverse.

Sex Education nos adentra a ese universo en el que las y los adolescentes se encuentran habidos de obtener información sobre su vida y su cuerpo, a la vez que necesitan identificarse con quien les pueda proporcionar dicha información, y que mejor que se trate de otro adolescente. La Trama protagonizada por Asa Butterfield evidencia temas que son generalmente tratados como un tabú, veremos a adolescentes enfrentándose a infecciones de transmisión sexual, a la disfunción eréctil, al aborto, a la represión sexual, veremos como viven la diversidad sexual y la homofobia. Y cómo la sexualidad no solo se aprende, si no también se vive, encontraremos situaciones incomodas e hilarantes a momentos.

Es necesario que se cambie la forma en la que se aborda la sexualidad cuando se trabaja con adolescentes, pasemos de utilizar el miedo y la culpa como herramientas para la prevención y ponderemos en el placer como principal aliciente para el ejercicio de una sexualidad informada, responsable y segura.

Un ejercicio interesante que permite que quienes trabajamos con adolescentes comencemos a cambiar la forma en la que les percibimos, que entendamos que son sujetas y sujetos de derechos, que tienen capacidad para tomar decisiones, pero sobre todo que tienen derecho a disfrutar de sus cuerpos y su sexualidad.

 

No comments yet! You be the first to comment.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.